martes, 4 de septiembre de 2012

Amparo Directo Adhesivo: La aplicación de las reformas constitucionales no depende de la expedición o adecuación de la legislación secundaria: SCJN

El cuatro de julio de 2012, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió el recurso de reclamación 217/2012 (promovido contra un auto de Presidencia de un Tribunal Colegiado de Circuito en que se desechó una demanda de amparo directo adhesivo) y resolvió, por unanimidad de votos, bajo la ponencia del Ministro José Ramón Cossío Díaz, declararlo fundado para el efecto de que se ordene la admisión del amparo directo adhesivo.

La trascendencia de esta resolución deriva de que expresa de forma clara que la aplicación de las reformas constitucionales, una vez que entra en vigor el decreto respectivo, no puede hacerse depender de que el legislador ordinario expida o modifique las leyes secundarias relativas; esto es, que el texto constitucional es norma vigente y debe ser aplicada, para lo cual los tribunales pueden, en el caso del amparo directo adhesivo, aplicar en lo conducente, las disposiciones de la Ley de Amparo en vigor y del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a dicho ordenamiento legal, interpretándolas con base en el nuevo texto constitucional.

La versión pública del engrose de la sentencia puede consultarse haciendo click AQUÍ: 
http://www2.scjn.gob.mx/juridica/engroses/cerrados/Publico/12002170.017-796.doc

La parte final de la sentencia de la Primera Sala de nuestro Máximo Tribunal, después de transcribir una parte de la exposición de motivos de la reforma constitucional publicada el 6 de junio de 2011, establece:


"[...] 30. De la transcripción anterior se desprende con toda claridad que, a través de esta reforma, el Constituyente otorgó la posibilidad de promover amparo directo adhesivo a quienes hayan obtenido sentencia favorable, con el objeto de mejorar las consideraciones de la sentencia definitiva, laudo o resolución de que se trate, en el entendido de que tendrán la carga de invocar en el escrito inicial todas las violaciones procesales que estimen se hayan cometido en el juicio de origen, a fin de lograr que en un solo juicio se resuelva acerca de la totalidad de violaciones procesales aducidas tanto por la parte quejosa como por el promovente de la demanda adhesiva.

31. Siendo esto así, el hecho de que el legislador ordinario no haya expedido las reformas legislativas respectivas dentro del plazo que el Constituyente le fijó para tales efectos no puede válidamente servir de excusa para privar de una vía a las partes a favor de los cuales se instituyó la figura del amparo directo adhesivo, pues las normas constitucionales aun no concretizadas por el legislador deben ser susceptibles de aplicación directa por cualquier autoridad, incluyendo, desde luego, a los juzgadores constitucionales, en la medida en que es a ellos a quienes corresponde velar por el respeto y plena vigencia de la Constitución.

32. Por tanto, aun cuando pudiera considerarse que una norma constitucional no puede ser invocada de manera directa si su texto requiere regulación posterior, ello no puede considerarse una razón válida para omitir aplicar la Constitución y considerar inexigibles a los derechos o prerrogativas establecidos en la misma; y aun cuando la nueva Ley Reglamentaria de los artículos constitucionales pudiese acotar o delimitar la amplitud, así como la naturaleza de los sujetos que están en posibilidad de ejercer la vía analizada, de la regulación constitucional no se desprende limitación alguna sobre la naturaleza de las partes o de su posición en el juicio ordinario que da lugar a la sentencia reclamada que le es favorable. 

33. Adicionalmente, cabe destacar que, a diferencia de lo acordado en el auto recurrido, el hecho de que en el propio texto constitucional se haya señalado que la ley determinaría la forma y términos para la promoción de los amparos directos adhesivos, no constituye un obstáculo para su procedencia, pues en tanto el Congreso de la Unión no cumpla con el mandato constitucional a que hemos aludido, los Tribunales Colegiados de Circuito están en posibilidad de aplicar, en lo conducente, las disposiciones de la Ley de Amparo en vigor y del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a dicho ordenamiento legal, interpretándolas a la luz del nuevo texto constitucional.

34. En consecuencia, a juicio de esta Primera Sala, en el presente caso sí debió admitirse el amparo directo adhesivo presentado por el aquí reclamante [...]"



0 VER O HACER COMENTARIOS - HAGA CLICK AQUI:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario.