miércoles, 23 de enero de 2013

Diplomado en Juicio de Amparo con base en Derechos Humanos


Dirigido a abogados que deseen profundizar en el conocimiento del juicio de amparo para mejorar la comprensión de la función que desempeña en el sistema jurídico nacional así como desarrollar herramientas prácticas de redacción de demandas, recursos, acuerdos y sentencias.

El estudio del juicio de amparo requiere considerar los efectos de las reformas constitucionales publicadas en junio de 2011 sobre Derechos Humanos y los principios básicos del propio juicio de amparo.

Analizaremos, entre otros temas:
¿Cómo plantear un concepto de violación con base en derechos humanos?
¿Qué derechos pueden invocarse ahora al promover un juicio de amparo?
¿Qué modificaciones a los principios que rigen el juicio de amparo provocaron las reformas constitucionales de junio de 2011?
¿Cómo debe ordenarse la reparación a violaciones de derechos humanos?

Será impartido por el Dr. Germán Eduardo Baltazar Robles (Magistrado del 17° Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, autor de los libros "El juicio de amparo contra leyes", Angel Editor y "El nuevo juicio de amparo: las reformas constitucionales de junio de 2011", Coedi-Createspace)

Horario: Sábados del 23 de febrero al 13 de julio de 2013, de 10:00 am a 2:00 pm, en el Plantel Hidalgo de COEDI.

COSTOS:

Inscripción $1,500.00 (Ex-alumnos de cursos anteriores $750.00 si se inscriben a más tardar el viernes 15 de febrero de 2013, después de esa fecha deberán cubrir la cuota de inscripción general).

5 pagos mensuales de $2,500.00 (en marzo, abril, mayo, junio y julio de 2013)

Incluye material y coffee break
CUPO MÁXIMO:  20 participantes

La inscripción deberá cubrirse a más tardar el viernes 22 de febrero de 2013; los pagos mensuales deberán hacerse dentro de los 10 primeros días naturales de cada mes; los pagos extemporáneos generarán recargos del 5% mensual.

Todos los pagos generan IVA al facturar.


TEMARIO:

23-feb-13    Historia legislativa del juicio de amparo
02-mar-13    Reforma constitucional de 2011
09-mar-13    Derechos humanos: conceptualización, principios y obligaciones derivadas
23-mar-13    Derechos humanos: tratados internacionales
13-abr-13    Vía y Competencia en el juicio de amparo
20-abr-13    Procedencia del juicio de amparo
27-abr-13    Amparo indirecto en primera instancia: Demanda, auto de inicio
04-may-13    Amparo indirecto en primera instancia: Informes, competencia, impedimentos y otros aspectos procesales
11-may-13    Amparo indirecto en primera instancia: Pruebas, audiencia constitucional
18-may-13    Amparo indirecto en primera instancia: Suspensión
01-jun-13    Amparo directo en primera instancia: Demanda, informe, suspensión, sesión de resolución
08-jun-13    La sentencia de amparo: estructura, efectos y reparación de violaciones de DH
15-jun-13    Recursos en el juicio de amparo: Revisión 
22-jun-13    Recursos en el juicio de amparo: Queja y reclamación
29-jun-13    Ejecución de las sentencias de amparo
06-jul-13    Responsabilidades en el juicio de amparo: infracciones, multas y delitos
13-jul-13    Amparo contra leyes

NO habrá sesión los sábados 16 y 30 de marzo, 7 de abril, 25 de mayo de 2013.

Tome en cuenta que su lugar quedará asegurado sólo hasta el momento en que nos haga llegar su comprobante de pago de la inscripción; en caso de que ya no alcance cupo, se le reintegrará el 100% de lo que haya pagado.

Puede hacer sus pagos mediante depósito a la cuenta de cheques en HSBC a nombre de Complejo Educativo de Desarrollo Integral, A.C., número 4038477311 o usando la CLABE bancaria para transferencias electrónicas 021180040384773116

miércoles, 9 de enero de 2013

Sentencia caso Artavia Murillo y otros vs. Costa Rica sobre "fecundación in vitro" de la Corte Interamericana de Derechos Humanos

El 28 de noviembre de 2012, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) resolvió el caso Artavia Murillo y otros vs. Costa Rica, en la que interpretó, entre otras cosas, el artículo 4.1 de la Convención Americana Sobre de Derechos Humanos y determinó el alcance de la protección del derecho a la vida del no nacido, diferenciando entre "fecundación" (unión de gametos masculino y femenino) y "concepción" (implantación del óvulo fecundado en el endometrio de una mujer).

El resumen oficial de la sentencia, formulado por la propia CorteIDH puede consultarse haciendo click en el siguiente vínculo en el sitio web de la corte:
http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/resumen_257_esp.pdf

El texto completo de la sentencia puede consultarse haciendo click en el siguiente vínculo:
http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_257_esp.pdf

El voto concurrente del Juez Diego García-Sayán está (formato Word) en el vínculo:
http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/votos/vsc_sayan_257_esp.doc

Debe considerarse de indispensable lectura el VOTO DISIDENTE del Juez Eduardo Vio Grossi (de Chile), que puede consultarse (formato Word) en el vínculo:
http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/votos/vsc_vio_257_esp.doc

Son de particular interés los párrafos 185 y 189 de la sentencia:

"185. Por otra parte, respecto a la controversia de cuándo empieza la vida humana, la Corte considera que se trata de una cuestión valorada de diversas formas desde una perspectiva biológica, médica, ética, moral, filosófica y religiosa, y coincide con tribunales internacionales y nacionales, en el sentido que no existe una definición consensuada sobre el inicio de la vida. Sin embargo, para la Corte es claro que hay concepciones que ven en los óvulos fecundados una vida humana plena. Algunos de estos planteamientos pueden ser asociados a concepciones que le confieren ciertos atributos metafísicos a los embriones. Estas concepciones no pueden justificar que se otorgue prevalencia a cierto tipo de literatura científica al momento de interpretar el alcance del derecho a la vida consagrado en la Convención Americana, pues ello implicaría imponer un tipo de creencias específicas a otras personas que no las comparten."

Aquí se incurre en una contradicción trascendente: La CorteIDH considera que no debe imponerse un tipo de creencia específica a personas que no las comparten y, por ello, descalifica la opinión de que el óvulo fecundado es una vida humana plena; sin embargo, al hacerlo y tomar la decisión de basar su sentencia en la idea de que el óvulo fecundado (que también identifica con "embrión" en otra parte de la sentencia) NO es una vida human que merezca protección como persona humana, está precisamente imponiendo esa creencia específica a las personas que no la comparten (por eso debe estimarse muy atinado el voto disidente del Juez Eduardo Vio Grossi, al considerar que, en ese aspecto, la CorteIDH se extralimitó).

"189. Teniendo en cuenta lo anterior, el Tribunal entiende el término “concepción” desde el momento en que ocurre la implantación, razón por la cual considera que antes de este evento no procede aplicar el artículo 4 de la Convención Americana. Asimismo, la expresión "en general" permite inferir excepciones a una regla, pero la interpretación según el sentido corriente no permite precisar el alcance de dichas excepciones."

Éste párrafo contiene, en resumen, la decisión fundamental de la sentencia respecto al momento en que empieza la protección al derecho a la vida conforme al artículo 4 de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos y, si bien es cierto que la CorteIDH consideró que el embrión no implantado (óvulo fecundado que no se ha fijado en el endometrio femenino) no puede tener protección con base en el precepto convencional citado, DEBE CONSIDERARSE JURISPRUDENCIA OBLIGATORIA DE LA CorteIDH QUE LA APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 4 DE LA CONVENCIÓN AMERICANA COMIENZA CON LA CONCEPCIÓN, que la propia sentencia identifica con el momento en que se implanta el óvulo en el endometrio femenino.

En consecuencia, el criterio de la CorteIDH debe entenderse en el sentido de que, respecto de los óvulos fecundados in vitro no puede invocarse el artículo 4 de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos, pero también debe concluirse que ESE PRECEPTO SÍ PROTEGE LA VIDA HUMANA DESDE EL MOMENTO DE LA IMPLANTACIÓN DEL ÓVULO (CONCEPCIÓN).

Lo anterior es independiente del alcance que tenga la expresión "en general" usada en el punto 4.1 de la citada convención y de la que, en la propia sentencia, se determina que no puede fijarse su alcance específico.