lunes, 19 de octubre de 2015

Crónicas de una muerte anunciada. (La obligatoriedad de la jurisprudencia en entredicho). Excelente artículo de la Magistrada María Amparo Hernández Chong Cuy.

En el número 38 de la Revista del Instituto de la Judicatura Federal (haga click aquí para ver la página de la revista completa), aparece publicado el artículo "Crónicas de una muerte anunciada. (La obligatoriedad de la jurisprudencia en entredicho)" de la Magistrada María Amparo Hernández Chong Cuy; para ver el artículo en formato PDF haga click aquí o copie y use el vínculo siguiente:

http://www.ijf.cjf.gob.mx/publicaciones/revista/38/5.pdf

El artículo enumera diversos casos en que la obligatoriedad de la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación o del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no ha sido aplicada y analiza las consecuencias que, en cada uno, ha tenido tal inaplicación mostrando que no son para nada uniformes.

Sobre este tema puede verse, también, el artículo "¿Derechos humanos o jurisprudencia infalible?", escrito por el Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Dr. José Ramón Cossío Díaz y el Dr. Roberto Lara ChagoyánEn "Cuestiones Constitucionales", Revista Mexicana de Derecho Constitucional, número 32, enero-junio de 2015, páginas 82 a 109 (para ver el post sobre dicho artículo y el vínculo para su lectura haga click aquí).

E insisto: La pregunta que subsiste es: ¿Después de la CT 299/2013, algún tribunal se atreverá a ejercer control de constitucionalidad sobre la jurisprudencia de la Suprema Corte, empezando por la que derivó de la contradicción de tesis CT 299/2013 o prevalecerá, como hasta ahora, la cómoda posición sintetizada en la frase "ya lo dijo la Corte"?; (en el tribunal del que tengo el honor de formar parte he perdido la votación sobre este tema todas las ocasiones en que he planteado que sí puede, debe, ejercerse control difuso sobre la jurisprudencia).

miércoles, 14 de octubre de 2015

Prescripción de incrementos y pensiones a cargo del ISSSTE; sólo opera respecto de cantidades ya otorgadas y determinadas.

El viernes 9 de octubre de 2015 se publicó en la página electrónica del Semanario Judicial de la Federación la tesis siguiente:

Época: Décima Época 
Registro: 2010159 
Instancia: Segunda Sala 
Tipo de Tesis: Aislada 
Fuente: Semanario Judicial de la Federación 
Publicación: viernes 09 de octubre de 2015 11:00 h 
Materia(s): (Constitucional) 
Tesis: 2a. CIV/2015 (10a.) 
PENSIONES Y JUBILACIONES DEL ISSSTE. EL DERECHO PARA RECLAMAR SUS INCREMENTOS Y LAS DIFERENCIAS QUE DE ELLOS RESULTEN, ES IMPRESCRIPTIBLE. ALCANCES DE LA JURISPRUDENCIA 2a./J. 114/2009 (*).
En la citada jurisprudencia, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sostuvo que es imprescriptible el derecho para reclamar los incrementos y las diferencias que resulten de éstos. No obstante, tal imprescriptibilidad excluye a los montos vencidos de dichas diferencias, los cuales corresponden a cantidades que se generaron en un momento determinado y que no se cobraron cuando fueron exigibles, por lo que la acción para exigir las diferencias vencidas sí está sujeta a la prescripción de cinco años contados a partir de que fueron exigibles, en términos del artículo 186 de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado vigente hasta el treinta y uno de marzo de dos mil siete (cuyo contenido sustancial reproducen los numerales 61 del Reglamento para el Otorgamiento de Pensiones de los Trabajadores Sujetos al Régimen del Artículo Décimo Transitorio del Decreto por el que se Expide la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y 248 de la ley relativa vigente). Luego, el alcance de la citada jurisprudencia es establecer que aunque esté prescrita la acción para reclamar determinadas diferencias, ello no implica la prescripción del derecho del pensionado para demandar los incrementos y las demás diferencias resultantes, por los montos vencidos respecto de los cuales no se actualice la prescripción.
SEGUNDA SALA
Amparo directo en revisión 1952/2015. Delfina Ortega Villamar. 19 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez Dayán, votó con salvedad José Fernando Franco González Salas. Ponente: José Fernando Franco González Salas. Secretario: Héctor Orduña Sosa. 
Nota: (*) La tesis de jurisprudencia 2a./J. 114/2009 citada, aparece publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XXX, septiembre de 2009, página 644, con el rubro: "PENSIONES Y JUBILACIONES DEL ISSSTE. EL DERECHO PARA RECLAMAR SUS INCREMENTOS Y LAS DIFERENCIAS QUE DE ELLOS RESULTEN, ES IMPRESCRIPTIBLE."
Esta tesis se publicó el viernes 09 de octubre de 2015 a las 11:00 horas en el Semanario Judicial de la Federación.

El texto de la tesis parece indicar que opera la prescripción respecto de cualquier pretensión relacionada con incrementos o diferencias; sin embargo, debe tenerse en cuenta lo considerado en la sentencia de la que derivó la tesis, en la que se precisa que la prescripción sólo puede correr respecto de prestaciones ya exigibles, lo que ocurre, tratándose de incrementos, sólo cuando ya han sido otorgados y cuantificados específicamente, como se advierte a continuación (el texto completo de la versión pública de la ejecutoria puede consultarse en el vínculo 
http://www2.scjn.gob.mx/juridica/engroses/cerrados/Publico/15019520.010-2395.doc 

"[...] 

Como corolario de esta decisión, debe tomarse en cuenta lo dispuesto en la jurisprudencia 2a./J. 114/2009 de rubro y texto: 

PENSIONES Y JUBILACIONES DEL ISSSTE. EL DERECHO PARA RECLAMAR SUS INCREMENTOS Y LAS DIFERENCIAS QUE DE ELLOS RESULTEN, ES IMPRESCRIPTIBLE. Conforme al artículo 186 de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, vigente hasta el 31 de marzo de 2007 (cuyo contenido sustancial reproduce el numeral 248 de la ley relativa vigente) es imprescriptible el derecho a la jubilación y a la pensión, dado que su función esencial es permitir la subsistencia de los trabajadores o sus beneficiarios. En esa virtud, también es imprescriptible el derecho para reclamar los incrementos y las diferencias que resulten de éstos. Bajo este tenor, tal derecho no se encuentra ubicado en ninguno de los supuestos sujetos a prescripción del numeral en comento, sino en la hipótesis general de que el derecho a la jubilación y a la pensión es imprescriptible, porque dichas diferencias derivan directa e inmediatamente de esos derechos otorgados al pensionado y cumplen la misma función.  

Al aprobar la jurisprudencia transcrito con motivo de la resolución de la Contradicción de Tesis 170/2009 , esta Segunda Sala estableció que el derecho a reclamar las diferencias de jubilaciones y pensiones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, es imprescriptible como también lo es el propio derecho a la jubilación y a la pensión. Asimismo, se resolvió que la referida prescripción se rige por la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, y no por la Ley Federal del Trabajo. 

Sin embargo, es pertinente aclarar que ello no implica que la acción para reclamar los montos caídos o vencidos de dichas diferencias no prescriba después de cinco años contados a partir de que fueron exigibles, en términos del artículo 186 de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado vigente hasta el treinta y uno de marzo de dos mil siete  (cuyo contenido sustancial reproducen los numerales 61 del Reglamento para el Otorgamiento de Pensiones de los Trabajadores Sujetos al Régimen del Artículo Décimo Transitorio del Decreto por el que se Expide la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado  y 248 de la ley vigente ). 

Esto se corrobora con el último párrafo de las consideraciones que sustentan la resolución emitida en la Contradicción de Tesis 170/2009. Dicho párrafo dice:

En corolario, la acción para reclamar las diferencias con motivo del incremento de las pensiones y de las jubilaciones a cargo del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado se rige por la ley del indicado instituto y es imprescriptible porque el derecho de exigencia comienza día con día mientras no se otorguen esas diferencias y se entregue el monto correcto de la pensión actualizada.

Ahí se esclarece que el derecho de exigencia de las diferencias comienza día con día, mientras no se otorguen. Tal exigencia se refiere al reclamo genérico de los incrementos y de las correspondientes diferencias, dado que no puede estimarse consentida la omisión de pago de las diferencias al no haber demandado el incremento y el pago de ellas desde la primera ocasión en que el monto de la cuota pensionaria no corresponde al pretendido por el pensionado. Sin embargo, tal pronunciamiento excluye a los montos de dichas diferencias ya vencidos, los cuales corresponden a cantidades que se generaron en un momento determinado y que no se cobraron cuando fueron exigibles. Por ende, esas cantidades, determinadas y exigibles en una fecha cierta, sí están sujetas a prescripción, y no están incluidas en el criterio de esta Segunda Sala que establece que el derecho genérico a reclamar las diferencias en el pago de las cuotas pensionarias no está sujeto a prescripción. 

En otras palabras, aunque esté prescrita la acción para reclamar ciertas y determinadas diferencias por no haberse ejercido tal derecho en los cinco años que prevé la ley a partir de la fecha cierta en que fueron exigibles, ello no implica que se considere prescrito el derecho que tiene el pensionado para demandar que se le paguen las demás diferencias (no prescritas) que se le deben pagar por ajuste de su pensión, dado que el reclamo no oportuno de las primeras, no implica el consentimiento de la omisión de la autoridad ni la renuncia al cobro de las segundas

Como consecuencia de lo anterior, resulta pertinente aclarar la tesis citada para precisar sus alcances respecto de la demanda de diferencias vencidas, en los términos antes precisados. Asimismo, en el presente caso, debe considerarse procedente el reclamo del pago de diferencias, con exclusión de aquellos montos vencidos respecto de los cuales se actualice la prescripción.

[...]"